LA INQUISICIÓN ROMANA (PARTE 3)

" Si hablo la lengua de los hombres y aun de los ángeles, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. Y si tengo el don de profecía, y entiendo todos los designios secretos de Dios, y sé todas las cosas, y si tengo la fe necesaria para mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada. Y si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y aun si entrego mi propio cuerpo para tener de qué enorgullecerme, pero no tengo amor, de nada me sirve" ( 1 Corintios 13,1-3).

Es importante ver el pasado y examinar la historia sangrienta del Vaticano. De esa manera usted tendrá los hechos históricos para decidir si Roma es o no realmente, la Iglesia fundada por Jesucristo. Usted debe confrontar la Palabra de Dios con la tradición de los hombres, que no es más ni menos que lo que se hace en la Iglesia católica.

¿ Qué tipo de amor anuncia una iglesia que aquellos que no compartían su doctrina, por eso se les llamaba "herejes", y no querían formar parte de la misma, se les asesinara salvajemente y sin misericordia, desde niños hasta ancianos ? Ni siquiera los inválidos se libraron. A las mujeres las ataban a postes, las desnudaban hasta la cintura, luego les cortaban los senos con tijeras y las dejaban sangrando hasta morir. A las que estaban embarazadas, las ataban a las ramas de los árboles, y mientras sus esposos eran forzados a mirar, sacaban los bebés para dárselos a los perros como alimento. Quiero que usted reflexione que esto que le estoy contando está documentado y son hechos históricos reales. Se encuentra en el Libro de los mártires de Foxe. Son los hechos acaecidos el 22 de agosto de 1572, en la sangrienta batalla de San Bartolomé. Fue una masacre para destruir el movimiento protestante en Francia. En los primeros tres días asesinaron a más de diez mil evangélicos. Sus cuerpos los tiraban al río y la sangre corría por las calles hacia el río, hasta que éste parecía una corriente de sangre. La otra masacre fue similar, el 23 de octubre de 1641, en la fiesta de San Ignacio de Loyola, fundador de la orden jesuita.

¿ Cómo puede llamarse una Iglesia de Cristo quien, a través de la inquisición, la tortura se convirtió en su práctica oficial y las mayores atrocidades fueron cometidas en el nombre de Dios? ¿ Es esa la tradición de los hombres a la que usted quiere seguir aferrado ? ¿Es bíblica ?

Autor: Máster Miguel Calderón Valverde.                       correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén