57 PERSONAS FUERA DE LA IGLESIA CATÓLICA

La Biblia dice: "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes" (Efesios 6:12).

¿En qué clase de guerra deben estar los cristianos? ¡En una guerra espiritual! No tenemos que tomar armas de fuego y perseguir al pueblo católico. Debemos entender lo que esto implica. Nos encontramos en guerra espiritual por las almas de las personas. Hace pocos días, cincuenta y siete ex -católicos romanos dieron un sí definitivo al cristianismo y una separación total de Roma. Cuando se bautizaron por inmersión en las aguas, de una forma consciente y responsable, dijeron: " SÍ a Cristo y NO al Papa ". " SÍ a Cristo y NO a la virgen María de Roma ". " SÍ a la Biblia y NO al Código de Derecho Canónico ". "SÍ a la salvación por fe y NO a la salvación por obras ". " a la Cena del Señor y NO a la Misa". " SÍ a la oración y NO al Rosario ". " al caminar con Cristo y NO a las procesiones". " a la luz de Cristo resucitado y NO a las velas encendidas ". " a la mediación de Cristo ante el Padre y NO a la invocación de los "santos muertos ".

Nuestro trabajo es desenmascarar todos los engaños que ha hecho a su pueblo el romanismo, permitiendo así que los católicos romanos vean a qué están atados realmente, y la realidad de que todos van camino al lago de fuego. Ellos necesitan ser liberados. Tienen que comprender que Cristo es la respuesta. No es María ni las demás enseñanzas antibíblicas que Roma les lanza. Nuestra responsabilidad es ganarlos para Cristo.

No estamos aquí para complacer a los pastores, iglesias o denominaciones. Estamos aquí para agradar a Cristo. Lo hemos dado todo. Esta guerra es de El. Es su batalla. El nos ha bendecido. Por fe hemos ampliado nuestra visión y estamos llevando su Palabra de todas formas (Revistas, Banner, autobuses, en la calle, en el país), porque sabemos que Dios está levantando un ejército y ganaremos al precioso pueblo católico romano. Ese es el objetivo. ¡GANAR a este pueblo! ¡No es tirarles piedras! Nos preocupamos por esas personas. Sin embargo, no lo hacemos con ese amor mundano y egoísta que tanto se enseña hoy, que preferiría verlos ir al infierno que ofenderlos con la verdad. Estamos haciendo todo lo posible para tratar de ganarlos para Cristo. Y, por la gracia de Dios, lo haremos.

Autor : Máster Miguel Calderón Valverde

Correo electrónico: mcalderó[email protected]óncr.com

 

 ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén