2006 ES EL AÑO DE LA PRODUCCIÓN ABUNDANTE.

El Espíritu Santo ha dicho tres cosas importantes para este día: 1- Quiere que elaboremos una lista, en una hoja y, allí, anotemos los nombres de las personas que le necesitan. Se debe orar desde temprano, para que esas personas reciban de Cristo y cambien sus hábitos. Se ora por una persona diariamente. Si son diez personas, se desarrolla la oración durante diez días. 2- Hoy es un día de paga, de bendición. Dice el Señor que en medio de la alabanza se va a encontrar el regalo. Hoy se van a desenvolver muchos regalos. 3- El Señor quiere dar a la Iglesia la mejor semilla y, quiere hablar cómo debe lanzarla.

La Biblia en Génesis 1,11-12 menciona lo que Dios dijo: " Que produzca la tierra toda clase de plantas: hierbas que den semilla y árboles que den fruto . Y así fue. La tierra produjo toda clase de plantas: hierbas que dan semilla y árboles que dan fruto ".

El mismo Dios que hizo producir en la tierra toda clase de plantas, por el poder de su Palabra, quiere hacerlo nuevamente. Si Dios hizo maravillas en la tierra, las aves, los peces, los animales; cuanto más lo quiere hacer en sus hijos, nosotros los humanos que fuimos hecho a su imagen y a su semejanza.

La Biblia dice en Job 42,10: " Y quitó la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job ". Si usted nota, la Escritura dice que después de orar Job, se abrieron las puertas dobles de bendición. Se abrió la puerta de la sanidad, del milagro y la puerta de la prosperidad. "Jehová bendijo el postrer estado de Job más que el primero, porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas....Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos y a los hijos, hasta la cuarta generación. Job murió muy anciano, colmado de días"  (Job 42, 12 -17).

Este es el año de la producción abundante. "Produjo, pues...". Es el tiempo de ver cumplidos los sueños de bendición. Es en estos momentos que nos debemos aferrar a nuestros sueños y promesas del Señor porque vienen de camino. El Señor nos ha prometido que nos irá bien: "Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos " (Isaías 3,10). Dios cumple sus promesas. Ninguna de ellas ha dejado de cumplirse. " Fiel es el que nos llama ".

Autor: Máster Miguel Calderón Valverde

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén