LO QUE VIENE DEL CIELO EN ESTE 2006 ES MUY GRANDE.

El Espíritu Santo nos dijo a través de la profecía el martes 3 de enero 2006, lo siguiente: " Quiero que para mañana, todos traigan la Biblia porque van a tomar un versículo, lo van a leer y, lo van a escribir en una hoja y todos tendrán la hoja. Esas palabras serán de apoyo; serán como el que excava y encuentra un tesoro. Quiero que conserven la hoja y sea su apoyo ".

Los textos bíblicos que el Señor nos dió en esta noche, de acuerdo a como lo pidió el día de ayer son los siguientes: Romanos 12,1; 1 Corintios 9,13; Ezequiel 30,21; 11,24; 3,3; Isaías 61,1; 56,1; 45,22; 44,16; 38,20; 24,10; Apocalipsis 3,8; Hebreos 11,1; Salmo 150,1; 136,1; 135,19; 116,17; 37,19; 2 Crónicas 35,6; 31,1; Malaquías 4,4; Gálatas 5,1 ; 2,9; Hechos 8,4; Job 19,2; Lamentaciones 3,46; Marcos 3,26; Esdras 10,6, San Lucas 6,43; Joel 2,26; Jeremías 39,2; 36,18.

El Espíritu Santo dijo el miércoles 28 de diciembre del 2005, que el 2006 sería un año de puertas abiertas: " Deben empezar año nuevo con portones abiertos ". En los textos de la Escritura de ayer miércoles 4 de enero, en Apocalipsis 3,8 leemos:

" Yo sé todo lo que haces; mira, delante de ti he puesto una puerta abierta que nadie puede cerrar, y aunque tienes poca fuerza, has hecho caso de mi palabra y no me has negado".

 

El Señor Jesús está hablando a su pueblo, está comunicando los deseos de su reino para este año. Su voz dice: "¡Levántense y luchen hasta que se vean cumplidos mis propósitos para este año ! ";  " ¡ Ahora es ese tiempo de levantarse ! ".

 

Dios tiene grandes bendiciones para este año; tú tienes que creer que hay puertas abiertas. “2006 es un año para construir, sumar, servir y recoger la cosecha”. Es un tiempo para disfrutar del banquete que ya está listo. Ha llegado el momento para recibir. Serán revelados para este año, nuevos puntos estratégicos para conquistar para el Señor. El Señor ratifica que viviremos una cosecha llena de prosperidad, fortaleza y de éxito. Por lo tanto, nuestro lenguaje debe ser positivo”. Jesucristo va a poner personas nuevas en nuestras vidas, que van a ser de gran bendición, no solo por lo que ellas nos darán, sino por lo que nosotros le daremos a ellas. Es el tiempo para luchar como verdaderos soldados, con arcos y flechas por lo que viene, porque lo que viene es muy grande; ya se siente y se perciba esta visita del cielo a la tierra. Amén. 

 

Autor : Máster Miguel Calderón Valverde  

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén