EL ÁRBOL DE NAVIDAD NO ES BÍBLICO.

El apóstol Pedro en su Segunda Carta 3, 16 habla de un cristianismo despistado, de los indefinidos, que por influencia, ignorancia o que por mal información aceptan todo tipo de tradición, sin conocer, el origen real, o fondo de sus prácticas, rindiendo muchas veces tributo a Baal sin saberlo: " que los ignorantes y los débiles en la fe tuercen, como tuercen las demás Escrituras, para su propia condenación".

La navidad como tradición suma un sin fin de rituales que a través de la historia influye en toda sociedad, entre estas el árbol de Navidad, con sus esferas y luces multicolor, las posadas, la misa de gallo y otros ritos paganos. Para estos rituales como el árbol de navidad, los religiosos han buscado connotaciones bíblicas para respaldar sus imposiciones, pero lo cierto es que estas provienen de fuentes paganas.

Su origen se remonta a las antiguas creencias de los germanos que adoraban al roble. Creían que el mundo y todos los astros estaban sostenidos pendiendo de las ramas de un árbol gigantesco llamado el "divino Idrasil" o el "dios Odín", al que le rendían culto cada año y se lo decoraba, porque se tenía como creencia que cuando un árbol perdía su follaje era porque los espíritus lo habían abandonado. Por ello, se le adornaba con papeles, frutas, trozos de vidrio, y antorchas que representaban a las estrellas, la luna y el sol para que los espíritus retornaran en la época primaveral. En torno al árbol cantaban y danzaban adorando a su dios.

Con la posterior cristianización, el roble fue reemplazado por el abeto, ya que al tener forma de triángulo personificaba a la Santísima Trinidad, con Dios Padre en la cima, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo ocupando ambos extremos inferiores. Según la leyenda, San Bonifacio, evangelizador de Alemania, derribó el árbol que representaba al dios Odín, y en el mismo lugar plantó un pino, símbolo del amor perenne de Dios y lo adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano: las manzanas representaban las tentaciones, el pecado original y los pec ados de los hombres; las velas representaban a Cristo como Salvador. Esta costumbre se difundió por toda Europa en la Edad Media y con las conquistas y migraciones llegó a América. Reflexione: ¿ Si Dios prohíbe el culto a los árboles y si esta tradición no está en la Biblia, debo yo como cristiano obedecer estas prácticas ?

Máster Miguel Calderón Valverde

correo electrónico: [email protected]

  ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal; perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración
Buscar tratados similares
Árbol navidad bÍblico