LA MAGIA DE HARRY POTTER ES PROHÍBIDA POR DIOS.

Cuando menciono a Harry Potter estoy hablando de magia; pero no aquella de trucos de salón, ni de sacar conejos de un sombrero. Me refiero a invocación de dioses, demonios o espíritus sobre los cuales se cree que habitan en ciertas sustancias naturales. Magia es encantamiento. Está relacionada con los psíquicos y la adivinación, la brujería wicca, la lectura de las cartas tarot, la astrología, el vudú, o cualquier otra práctica relacionada.

Muchos de los que están metidos en el ocultismo, entre ellos los brujos, inovocan espíritus y lanzan conjuros. Deuteronomio 18 prohíbe con claridad estas actividades ocultistas y las llama "abominaciones " (versos 9 y 12). El hecho de que la persona crea que está haciendo " magia blanca" no cambia nada. La Biblia dice con claridad que no debemos lanzar conjuros, ya sean blancos, negros o de cualquier otro color.

Pablo les advierte a los Corintios que " no podemos beber de la copa de los demonios y de la copa del Señor al mismo tiempo: tenemos que escoger una u otra " (1 Corintios 10,20-21).

Muchos dicen que Harry Potter es inocente.

¿ Inocente ? Si uno desconoce lo que enseñan las Escrituras acerca de la magia, así parecería. En realidad se hace difícil criticar al pobre Harry, que descubre de repente que no sólo es alguien, sino que es una persona muy poderosa que no tiene nada de inofensiva. Descubre que puede usar sus poderes mágicos personales para hacer el bien o el mal. Esta idea del poder personal se halla tras gran parte del atractivo de Harry Potter, pero es un poder personal que no tiene nada que ver con Dios. De hecho, es un serio engaño, sobre el cual nos alertan las Escrituras en 1 Timoteo 4,1.

Harry Potter es claramente demoníaco en su naturaleza. Presenta las prácticas ocultistas como normativas y buenas. Los libros de Harry Potter son instrumentos ocultistas que dan entrada a cosas como la brujería, la hechicería, los conjuros y el poder espiritual alejado de Dios. Lo que comienza como una fantasía, termina en conjuros y pociones reales. Harry Potter abre la puerta para que la persona se dedique a practicar la magia. Muchos adolescentes, después de leer sobre Potter, buscan libros que hablen de cómo hacerse brujos, porque simplemente sienten curiosidad. Los propios brujos consideran a Potter como un buen ejemplo para futuros brujos. ¡Juzgue usted!

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén