¡ MILAGROS EN LA BOCA !

La Escritura dice en Marcos 7,29-30: " Por haber hablado así, vete tranquila. El demonio ya ha salido de tu hija. Cuando la mujer llegó a su casa, encontró a la niña en la cama; el demonio ya había salido de ella ". Este versículo nos habla acerca de la fe que tuvo que llegar a tener la mujer cananea para que su hija dejara de ser atormentada por demonios. Nos muestra como la Palabra de ella fue determinante para que ocurriera un milagro.

El poder de la Palabra de Dios también está en tu boca y en tu corazón. Tu tienes el poder de Dios en tu boca para poder obtener los milagros, solamente debes creerlo.

 

En Isaías 25, 12 leemos: " El Señor hará caer sus altas y fuertes murallas; las derribará, las dejará tiradas por el suelo ". " ..con truenos, terremotos, gran estruendo, tormenta, tempestad e incendios destructores. Tus innumerables enemigos quedarán hechos polvo fino " (Isaías 29,5-6). El Espíritu ha dicho a través de la profecía: "Cuando ustedes dicen, lo que estaba como un desierto se humedece ". Los obstáculos, las murallas que se te presentan en tu vida diaria, dice la Escritura que el Señor las derribará, que Él las dejará tiradas en el suelo, ¡ Eso es lo que tienes que confesar !

¡ Ordene, en el nombre de Jesús que esas murallas de problemas se vengan al suelo y queden convertidas en polvo ! ¡El Señor lo ha prometido y Él hará !.

Hoy, quiero invitarte, para que confieses con tu boca, algunas palabras proféticas y desate el poder del cielo para tu vida y tu familia: " Están en mi mano (Dios tiene control completo) ". "Son personas que tienen llaves (las llaves abren puertas que están completamente cerradas. Estoy hablando de problemas que humanamente no tienen solución) y que no tienen que esperar más. Hoy pueden desatar el doble (¿ cuánto te ha robado el diablo ? Desata dos veces más de lo que te ha quitado el demonio)".

Siga desatando palabra profética, porque este mensaje que te he escrito no es para que conozcas más sino para que recibas de Dios: "Con un soplo quiero encender el altar, porque voy a derretir como se derrite la cera. Aquello que el parásito no había soltado lo va a soltar". Isaías 49, 24 dice: " ¿ Se le puede arrebatar a un hombre fuerte lo que ha ganado en la batalla? ¿ O puede un preso escapar de un tirano ? El Señor afirma que sí: " Al hombre fuerte le arrebatarán lo conquistado ". ¡Amén !

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén