EL ESPÍRITU SANTO QUIERE QUE LEAMOS EL LIBRO DE ISAÍAS

" Les dijo: Un sembrador salió a sembrar. Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y llegaron las aves y se la comieron.....Los que oyen el mensaje del reino y no lo entienden, son como la semilla que cayó en el camino; viene el maligno y les quita el mensaje sembrado en su corazón " (Mateo 13,4.19).

Quiero reflexionar que en el tiempo que le tocó profetizar a Jeremías nadie lo podía entender, dado que el estaba profetizando del juicio que vendría sobre Israel a causa de sus delitos cuando todo parecía estar perfectamente bien. La nación estaba económicamente floreciente, sus ejércitos parecían invencibles, los sacerdotes decían que todo estaba correcto y se mantenía una religiosidad aparente que desembocaba en celebraciones magníficas. En este contexto Jeremías se levanta a profetizar que si no había un verdadero cambio en el pueblo de Dios serían destruidos. Hoy día todo parece que está encarrilado y caminando sobre rieles, pero la realidad es otra y Dios está mostrando a muchos de sus siervos los riesgos que se están corriendo y los peligros y ataques que enfrenta la verdadera Iglesia del Señor.

Dios está hablando fuertemente a la Iglesia hoy en día; tenemos la posibilidad de ver cómo se siembra con poder su palabra, pero en el pasaje que leímos esa palabra quedó en el camino, en la periferia del corazón; el malo entonces la puede quitar con gran facilidad.

Satanás está enviando espíritus sobre la Iglesia de Cristo para desviar y si es posible cortar lo que Dios quiere hacer con ella hoy día. Satanás quiere EMBOTAR a la iglesia. Embotar es quitar filo y punta a un arma, también es embrutecer, debilitar, hacer menos activa y efectiva a la Iglesia del Señor. Satanás no tiene miedo de que usemos armas en su contra mientras éstas no sean efectivas. El enemigo teme que profundicemos en las verdades de la Biblia y descubramos allí los tesoros ocultos del Señor. Oseas 4,6 dice: " Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimento...". Esta indiferencia a la Palabra la suscita el enemigo para que seamos vulnerables y con poca eficacia. El Espíritu Santo dijo a través del don de interpretación de lenguas: "...verán que los que habían estado con los ojos vendados empezarán a ver; porque ando en las calles conversando con lo que dan mano a mano (Tratados Bíblicos )....las piedras preciosas están en el fondo del río. Quiero que profundicen ISAÍAS y encontrarán un tesoro..".

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén