DIOS SE PREOCUPA HASTA POR LA SUELA DE LOS ZAPATOS.

Uno de los aspectos más encomiables que vale la pena destacar en nuestro Ministerio, es la pasión por querer ganar almas para Jesucristo. Los hermanos (as) que van a evangelizar son profesionales, amas de casa, jóvenes, que desempeñan diferentes ocupaciones laborales y destinan un día de sus múltiples funciones para dedicarlo por completo a evangelizar en las ciudades alejadas. Al igual que Abel, estos hermanos le dan al Señor lo mejor de su ofrenda: " También Abel llevó al Señor las primeras y mejores crías de sus ovejas. El Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda ...". (Génesis 4,4).

Estamos viendo en nuestro Ministerio el cumplimiento de una palabra profética: " Yo hago que la gente crea lo que dicen esos boletines (tratados bíblicos).... Esta es mi base, a ella le voy a entregar porque a ella le corresponde dar... El que dé en mi base verá la multiplicación, porque para ella tengo los mejores manjares ". Mucha gente dice que de dónde obtenemos tantos recursos para evangelizar. La respuesta es sencilla, le creemos al Espíritu Santo. Hay montones de testimonios de hermanos que han pagado sus deudas, que Dios les ha dado su casita y hermanos que días atrás no tenían ni para una

comida diaria, hoy, literalmente son millonarios. ¿ Porqué ? Porque han decidido sembrar en este Ministerio para que se distribuya la Palabra de Dios a través de tratados bíblicos y Revistas sobre la Venida de Cristo.

Deuteronomio 8,18 dice: " ...acuérdate de Jehová, tu Dios, porque él es quien te da el poder para adquirir las riquezas, a fin de confirmar el pacto que juró a tus padres, como lo hace hoy " . No le quepa la menor duda que el Señor quiere dar riquezas a los suyos como nunca antes para que se predique el Evangelio en el mundo entero. Dios ha prometido las finanzas y recursos necesarios para la tarea.

Aunque sientas el tormento de la inflación cada vez que vayas al supermercado o te detengas en una estación de gasolina; quiero que te extiendas tus manos en fe y toma lo que te pertenece. Yo no sé como Dios va a hacerlo, pero en Su Palabra Él ha prometido que Él suplirá " ...todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús " (Filipenses 4,19). Dios tuvo cuidado de los hijos de Israel mientras ellos creyeron en Él, caminaron por la arena ardiente, y ni una pizca del cuero del zapato se quemó de las suelas de esas sandalias que usaban. ¡ Ese es nuestro Dios !

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén