Donar

EL PODER DE LA SANGRE DE CRISTO

Número 1244

ImprimirCompatir por email

La Biblia dice: " Por sus heridas ustedes han sido sanados " ( 1 Pedro 2,24). Isaías 53, 5 dice: " Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados " .

La sangre es protectora del cuerpo físico. Ésta lucha contra las enfermedades; es la vanguardia de defensa contra los gérmenes, las bacterias y los microorganismos dañinos. Ésta provee una resistencia organizada contra cualquier cosa que es dañina para el cuerpo.

De la misma manera la sangre del Cordero protege a aquellos que han sido cubiertos con la Sangre de Cristo. Él da vida y salud porque Él es el gran Sanador.

Una creyente escuchó la voz del Espíritu Santo, quien le dijo que fuera al hospital de niños a orar por alguien. Ella no conocía a ninguno de los que habían sido admitidos en ese hospital, pero obedeció al Señor. El Espíritu Santo la guió por el pasillo hasta donde escuchó a un niño llorando. Entró en la habitación del niño e intentó consolarlo. El Espíritu le dijo, " impone tus manos sobre su estómago y clama la sangre del Pacto sobre él ". Obedeció al Señor y el

niño se quedó dormido. Los doctores sacaron más rayos X y encontraron que el niño había sido completamente sanado. La sangre de Jesucristo había hecho la obra.

Con cada llaga de la piel rota de Su espalda, Jesús proveyó para que multitud de enfermedades y heridas fueran sanadas. Los ojos de los ciegos y los oídos sordos fueron abiertos con cada llaga. Las lenguas mudas fueron soltadas, los cojos caminaron y todo tipo de deformidades fueron transformadas con cada latigazo.

Por el poder de la sangre de Jesús, los demonios desatan a las personas y las dejan libres. El poder de Dios las sana y las restaura.

Reprenda a Satanás por medio de la sangre del Cordero y él tendrá que huir. El enemigo no puede quedarse cuando usted valientemente proclama la Palabra de Dios y declara del poder de las llagas de Cristo; esas terribles llagas que recibió por nuestra sanidad.

" Y ellos le han vencido (a Satanás ) por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos " ( Apocalipsis 12,11).

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración 2008