LAS BENDICIONES QUE SE RECIBEN DE DIOS

Una cosa es clara tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento: DIOS DESEA BENDECIRNOS Y DARNOS LO QUE NECESITAMOS EN LA VIDA : " Por lo tanto, yo les digo : No se preocupen por lo que han de comer o beber para vivir, ni por la ropa que han de ponerse ". ( Mateo 6, 25). Cuando Jesús enseñó a sus discípulos a orar, les exhortó a pedir el pan de cada día: " Danos hoy el pan que necesitamos " ( Mateo 6,11 ). El apóstol Pablo confirmó y amplió la exhortación específica de Jesús : " No se aflijan por nada, sino preséntenlo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también " ( Filipenses 4, 6).

Tenemos, el privilegio, entonces, de pedir a Dios " el pan de cada día ". Y aunque hay épocas en que los cristianos sufren - al igual que todo el mundo - debido a desastres naturales y a las enfermedades, Dios quiere ayudarnos, ya sea que tengamos poco o mucho. NUNCA DEBEMOS TITUBEAR EN PEDIRLE A DIOS QUE SUPLA NUESTRAS NECESIDADES: " Por lo tanto, mi Dios les dará a ustedes todo lo que les falte, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús " ( Filipenses 4, 19). No hacerlo es infringir su voluntad para nuestra vida, ya que proveer para nuestro sustento diario es una de las bendiciones que Dios siempre nos brinda por ser fieles a Él. Podríamos concluir como un primer punto que DIOS PROVEE DIARIAMENTE.

La oración no es la única condición para recibir bendiciones temporales. Si ponemos a Dios en PRIMER LUGAR en todas las cosas, ÉL PROMETE SUPLIR nuestras necesidades MATERIALES. Esto es lo que quiso decir Jesús en Mateo 6,33 : " Por lo tanto, pongan toda su atención en el reino de Dios y en hacer lo que Dios exige, y recibirán también todas estas cosas". A este tipo de bendiciones se les denomina bendiciones por obediencia.

Hay bendiciones que se reciben al ser GENEROSOS, como lo describe 2 Corintios 9, 8: "Dios puede darles a ustedes con abundancia toda clase de bendiciones, para que tengan siempre todo lo necesario y además les sobre para ayudar en toda clase de buenas obras".

Pablo enseñaba que si los Corintios eran generosos con los recursos que tenían, Dios les proveería de bendiciones materiales para que pudieran continuar invirtiendo en el Reino de Dios y ver personas venir a Cristo y crecer en su conocimiento de Él. Pablo dio otra promesa a los Corintios : " El que siembra poco, poco cosecha, el que siembra mucho, mucho cosecha " (2 Corintios 9,6). En este principio de dar, Pablo no se refiere tanto a la CANTIDAD sino a la CALIDAD. Pablo ilustraba lo que enseñó Cristo cuando se refirió a la viuda pobre en el templo, quien dio poco pero dio todo lo que tenía.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración