TENIÉNDOLO TODO NO APROVECHÓ NADA

" Un padre tenía dos hijos, y el más joven le dijo..: Padre, dame la parte de la herencia que me toca....Pocos días después el hijo menor... se fue lejos, a otro país, donde todo lo derrochó llevando una vida desenfrenada. Pero cuando ya se lo había gastado todo, hubo una gran escasez de comida en aquel país, y él comenzó a pasar hambre. Fue a pedir trabajo a un hombre del lugar, que lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. Y tenía ganas de llenarse con las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie se las daba. Al fin se puso a pensar.....Regresaré a la casa de mi padre,...Así que se puso en camino y regresó a la casa de su padre.... su padre lo vio y sintió compasión de él. Corrió a su encuentro, y lo recibió con abrazos y besos... el padre ordenó a sus criados: Saquen pronto la mejor ropa y vístanlo; pónganle también un anillo en el dedo y sandalias en los pies . Traigan el becerro más gordo y mátenlo. ¡ Vamos a celebrar esto con un banquete !  (Lucas 15,1-23).

 

El padre repartió bienes, a pesar que sólo uno pidió. Los dos tenían lo que les correspondía. El hijo menor juntó y desperdició sus bienes. No te sientas mal si la abundancia o la falta de ella te hizo regresar a Cristo, solamente no lo desperdicies nuevamente. Vive bien con Dios, Él no tiene ningún problema en darte abundancia, en Su casa la hay.  Dios bendice, saca adelante y prospera a todos sus hijos.

 

La Biblia dice que Dios hace una fiesta cuando un hijo regresa. El problema no son las fiestas como tal, son las malas fiestas. El Señor es un Dios de alegría y de gozo. Dios ha preparado cosas para los que le aman. La Biblia dice que cuando el hijo pródigo regresó el padre le tenía preparado vestido, zapatos y además un pequeño lujo, un anillo. ¿ De dónde sacó eso, si el hijo se había llevado todo ? Porque el padre sabía que su hijo iba a volver. De igual manera, Dios tiene sus bendiciones listas para tu vida.

 

En el momento que el hijo pródigo regresó, el hijo mayor estaba en el campo y oyó la música de lejos. Cuando se dio cuenta  que era una fiesta en honor a su hermano menor se enojó y reclamó: " Tú sabes cuántos años te he servido, sin desobedecerte nunca, y jamás me has dado ni siquiera un cabrito... " (Lucas 15,29).  El hermano mayor lo tenía todo y no lo tomó porque no quiso. Teniéndolo todo no aprovechó nada. Todo lo que Dios tiene es tuyo, sino lo agarras es tu problema. No es que Dios no quiere dar bendiciones a sus hijos, sino que éstos no las disfrutan.

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración