Donar

EL LLANTO Y CRUJIR DE DIENTES

Número 1136

ImprimirCompatir por email

. La palabra " Infierno" hoy en día no impacta a la sociedad, de hecho, no hay temor de ir al Infierno, ¿ cuántas veces hemos escuchado a nuestros conocidos decir que cuando mueran ellos prefieren ir al infierno, donde según ellos van a estar de fiesta siempre, en lugar del Cielo ya que les parece muy aburrido ?, recuerdo la declaración de un peligroso asesino y secuestrador quien dijo que prefería morir aunque esto le significara ir al infierno, en lugar de ir a la cárcel, pues consideraba que la cárcel era lo peor que podía pasarle. En algunas series televisivas humorísticas, nos muestran un infierno donde siempre hay fiesta y placer para satisfacer los deseos de la carne. Hay personas que confiesan que para ellas el infierno está aquí mismo en la tierra y muchas veces se les oye exclamar " mi vida es un infierno ".

 

Es obvio que las personas que piensan así no tienen ni la más remota idea de lo que en realidad es el infierno, y por supuesto, tampoco creen que éste exista.

 

Las Sagradas Escrituras describen al infierno como: - Un lugar de tormento (Lucas 16,23). -Un horno de fuego (Mateo 13,42). - Un lago de fuego (Apocalipsis 20,10 y 15). El Señor Jesús deja implícito que el infierno es un lugar terrible

de dolor, puesto que dice  que ahí hay lloro y crujir de dientes (Mateo 13,42), aunque espero que aun no haya sido tu experiencia, quiero que pienses un momento en algún dolor físico que hayas sufrido alguna vez, quizá un dolor abdominal, o cuando te golpeaste accidentalmente tu rodilla o el dedo más pequeño de tu pie, ¿ recuerdas ahora tu dolor ?, ¿ no es cierto que se crujen los dientes y se tensa el cuerpo por algunos segundos a causa del dolor ?, pues ahora piensa un poco en lo que representa la expresión de Jesús cuando dice "lloro y crujir de dientes ", esta sensación, no será pasajera, pues el mismo Jesús advierte que el castigo es eterno y que el fuego nunca se apaga (Mateo 25,46 y Marcos 9,46).

 

Quiero concluir con dos sentencias que se escucharán de Jesucristo en el día del juicio, cuando se dirija a los presentes a quienes previamente habrá agrupado a su derecha y a su izquierda: " Venid a mí benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo (Mateo 25,34) y "...Apartaos de mi malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles " ( Mateo 25,41), ¿ Cuál de estas frases quieres escuchar para ti en aquel día ? No pierdas tu oportunidad y piensa que el infierno es una realidad.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración 2008