Donar

ESPÍRITU DE ENFERMEDAD

Número 566

ImprimirCompatir por email

Hay una enseñanza extraordinaria sobre el papel de Satanás en la enfermedad que quiero ilustrarles de la siguiente manera:

" Cada enfermedad tiene una vida, un germen. Ese germen es de Satanás porque destruye. Es lo que Jesús llamó " espíritu de enfermedad " ( Lucas 13, 11-13). Ese germen hace que la enfermedad crezca igual que el germen de vida desde nuestra concepción hizo que nosotros creciéramos y nos convirtiéramos en un ser humano. Cuando este germen de vida sale de nuestro cuerpo, éste muere. Se descompone y regresa al polvo. De igual manera, cuando el espíritu de una enfermedad sale, la enfermedad muere, se descompone y desaparece ".

La enseñanza sigue diciendo: " Los que han recibido a Cristo por fe, y se han hecho parte de la familia de Dios tienen poder sobre el espíritu del demonio que trae la enfermedad ( Lucas 9,1-2; 10, 1-10). Jesús dijo: " En mi nombre echarán fuera demonios ( Marcos 16,17). En Su nombre tenemos absoluta autoridad para mandar al germen de la enfermedad a que salga del cuerpo de alguien que cree en Cristo. Este debe obedecernos. Cuando sale, la enfermedad muere y sus efectos desaparecen ". Por ejemplo, un cáncer tiene una vida dentro de sí. Esa vida es del diablo porque destruye y mata ( Juan 10,10). Mientras esa vida esté allí, el cáncer continuará su obra de destrucción, pero cuando se le ordena a la vida del cáncer que salga, en nombre de Jesús, debe irse. Entonces el cáncer está muerto. Se descompondrá y la persona enferma sanará ( Marcos 16,18).

Los doctores llaman a la enfermedad que endurece las articulaciones " artritis " o " reumatismo ", pero un espíritu opresor del diablo es la causa bíblica. El término médico correcto de la sordera puede ser " nervios auditivos muertos ", pero desde el punto de vista de Dios, el problema real es un espíritu de sordera.

La ciencia médica puede dignosticar el caso de un joven que no puede hablar como " cuerdas vocales no desarrolladas", pero el término bíblico es un espíritu de mudez.

El especialista puede decir que el " glaucoma " o la " catarata " son las causas de la ceguera de una persona, pero Jesús lo llamó espíritu de ceguera.

Jesús reprendió una higuera que no tenía higos. Él le dijo a la higuera: " nunca jamás coma nadie fruto de tí " ( Marcos 11, 12-14). Él sabía que la vida de la planta murió en ese momento y que se secaría. Al día siguiente, ellos pasaron cerca de la higuera y vieron que la higuera se había secado desde las raíces . Al igual que a la higuera, reprendamos espíritus de enfermedades hasta las raíces.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema

Oración de aceptación en audio:

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo