IGLESIA CASA DE ORACIÓN, COSTA RICA, PREPARA VIAJE EVANGELÍSTICO A PANAMÁ

El Ministerio Casa de Oración, Pérez Zeledón, San José, Costa Rica, se prepara para llevar la Palabra de Dios y desarrollar misiones proféticas del Espíritu Santo en la hermana y hermosa República de Panamá.

 

El propósito de esta Misión es distribuir siete mil quinientas Revistas Bíblicas sobre el Cielo o Infierno, siete Mil quinientas Revistas Bíblicas sobre la Venida de Jesús, y ciento cincuenta mil Tratados Bíblicos sobre diversos temas. La misión es distribuirlos en las calles de Panamá y otros lugares que el Espíritu Santo asigne. La inversión de este material ha sido de siete mil trescientos sesenta y cinco dólares. El financiamiento ha sido posible gracias al aporte de las cien personas que integramos este Ministerio. Ahora nos corresponde el financiamiento para el autobús de Costa Rica a Panamá que nos cuesta dos mil dólares y los gastos de Hotel, viáticos,  que son otros dos mil dólares para un total de 52 personas que vamos, entre ellos Pastores, Predicadores, Intercesores, Guerreros y niños. La misión tiene un tiempo de duración de tres días.

 

A los hermanos del pacto del Reloj de Oración de los diferentes países que se han integrado, les rogamos que se unan a nosotros en oración para que el Señor nos supla este saldo económico. Si el Señor nos suple, esperamos estar en enero del 2008 en Panamá.

 

Invito a los hermanos panameños que oren por esta visita evangelística y profética; porque no se trata únicamente de distribuir la Palabra de Dios, sino que aunado a esto vamos con la misión de destruir fortalezas de Satanás que tienen oprimidos a los jóvenes, matrimonios, la economía, a los líderes e iglesias cristianas.

 

La Galería Fotográfica, Álbum: VIAJE EVANGELÍSTICO, colección: PREPARACIÓN DE MATERIAL BÍBLICO PARA PANAMÁ 2007, muestra una pequeña idea técnica de lo que estamos preparando para Panamá, pero el trabajo no queda allí, porque estamos desarrollando una etapa en Guerra Espiritual de noches enteras, ayunos, y otros asuntos más que por discreción del Espíritu Santo no los podemos anunciar públicamente.  ¡Crean hermanos panameños que esto que va para Panamá es grande, muy grande!.