IGLESIA PAGARÁ A VÍCTIMAS

Indemnización no tiene precedentes en EE. UU.

Los Ángeles / AFP. - La arquidiócesis de Los Angeles tendrá que pagar $660 millones (¢343.200 millones) por daños y perjuicios a víctimas de sacerdotes pedófilos, una suma sin precedentes en el escándalo de pedofilia que afecta desde 2002 a la iglesia Católica estadounidense.

Abogados de la Arquidiócesis de Los Ángeles y de 508 víctimas de abusos, algunos de los cuales se remontan a la década de 1940, alcanzaron un acuerdo masivo el sábado que fue ratificado ayer por el juez Ray Boucher de Los Ángeles, convirtiéndose en el mayor arreglo logrado por una diócesis católica en Estados Unidos.

Cada uno de los demandantes recibirá al menos $1 millón bajo los términos del acuerdo. “El dinero será pagado a las víctimas en o antes del 1 de diciembre de este año”, resaltó el juez Boucher al confirmar la decisión en la corte superior de Los Ángeles (California, oeste).

Según el magistrado todos aquellos archivos que relacionan a la iglesia Católica con estos hechos serán divulgados al público después de una audiencia, para demostrar la transparencia.