UN MILAGRO EN LA COLUMNA VERTEBRAL

Mi nombre es Edwin E. Desde hace tiempo padecía de la columna. Permanecí casi dos meses en el hospital. El doctor pensaba que lo que tenía era un cáncer en la médula. Me mandaron al hospital San Juan de Dios. Salí con un tumor y un desgaste severo. Estuve otro tiempo en el hospital aquí de San Isidro. De aquí me enviaron para la casa, porque un aparato que no había en el país, tenían que mandarlo a traer a Estados Unidos para poder operarme. Según el doctor, es una de las operaciones más difíciles porque lo que se ocupa es un separador de vértebras y entonces, hasta que no viniera ese aparato, no me podían operar. Pero no necesité la operación, en la Casa de Oración oraron por mí y, hoy estoy totalmente sano; mi columna recibió un milagro y ahora puedo trabajar normalmente, después de estar un año sin poder hacer nada. ALABADO SEA JESUCRISTO.