SANADA DE ESTERILIDAD

Después de tener un hijo, tras una cesárea, por una complicación, le determinaron que no podía tener más hijos. Nueve años después, anhelaron el tener familia. Tanto ella como su esposo lo pusieron en manos del Señor Jesucristo. Acudió a la CASA DE ORACIÓN en el Hoyón. Esa noche se dio una palabra de ciencia sobre dicho problema. Ese mismo día Dios hizo el milagro y quedó embarazada. Hoy, once meses después, llegó a la Casa de Oración, con el fruto de ese milagro: un hermoso niño llamado “ Leonardo “. ALABADO SEA JESUCRISTO.