IGLESIA CRISTIANA LLAMA A LA “DESOBEDIENCIA” SI SE APRUEBA NUEVA CONSTITUCIÓN.

 

Quito, Ecuador - Representantes de la mayoría de las Iglesias Cristianas del país llamaron a “desobedecer” a la Constitución si es aprobada en el referéndum del próximo 28 de septiembre, ya que consideraron que el texto es opuesto a la Biblia.

“No aceptamos esta Constitución que se levanta contra la clara palabra de Dios”, manifestó Arturo Norero, pastor de la Iglesia Betania.

Varios de los líderes cristianos radicalizaron su postura frente al proyecto de nueva Constitución, ya que afirmaron que es un texto que va en contra de los principios morales de la Iglesia y de las personas.

“Por inmoral, por el apoyo que da a la homosexualidad, por las puertas abiertas que deja al aborto, por la legalización de las drogas, por la adoración a ídolos como la Pacha Mama y también por la legalización de prácticas de shamanes o de brujería”, dijo Francisco Loor, pastor evangélico.

Loor indicó que citar a la Pacha Mama como conciliadora de la Constitución es atentar en contra de los mandamientos bíblicos, pues “la palabra de Dios dice: no tendrás Dioses ajenos ante de mi”.

Finalmente, los líderes aseguraron que convocarán a un ayuno para los próximos días 20, 21 y 22 de septiembre, mientras que para el 23 de este mes, realizarán una marcha nacional por la vida, detalló la estación televisiva Ecuavisa.

Por otro lado la Iglesia evangélica convocó a tres días de ayuno colectivo por el “estado de emergencia espiritual” del país.

“El ayuno de Esther” consiste en que los miembros de la Iglesia evangélica “no coman durante tres días consecutivos, solo beberán agua y permanecerán en oración para obtener una respuesta divina en el referéndum”.

Esto debido “al estado de confrontación que se vive, así como de confusión de muchos electores producto de una campaña desigual de información entre el Sí y el No, y la inconsistencia moral que tiene el proyecto de Constitución”.

El pastor Francisco Loor, coordinador de las marchas evangélicas, manifestó que el país “está en terapia intensiva; el Gobierno y los ex asambleístas tratan de tapar el pecado con un dedo y la inmoralidad de esta nueva Constitución”. Insistió que la Carta Política es ambigua, porque “abre las puertas al aborto, a prácticas homosexuales”.

También se entregará a  los evangélicos  materiales en los que constan las 14 razones para rechazar la Constitución.