Félix, el hombre que rechazó la salvación por una mujer.

Pablo disertó ante el libertino gobernador Félix y su adúltera mujer Drusila acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero. Necesitaban ser advertidos acerca del juicio venidero, porque si sus pecados no eran perdonados por medio de la sangre de Cristo, perecerían en el Lago de Fuego.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea