A mis hijos yo los educaré.

Los padres debemos mirar a nuestros hijos como a hijos de Dios y respetarlos como a personas humanas. La Biblia dice muy claro: "Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él" (Proverbios 22,6).
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea