Cuando las palabras hieren.

El lenguaje que usamos para comunicarnos unos con otros es como un cuchillo. En manos de un cirujano experto, un cuchillo puede hacer bien. Pero en manos de una persona descuidada o ignorante, puede causar un gran daño. Lo mismo sucede con las palabras
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea