Aún hay oportunidad.

Hoy se predica por todas partes. Por radio, televisión, vía satélite, por literatura, grabaciones y cruzadas. Se le advierte del juicio de la humanidad, pero cada día se hunden más en el pecado y la incredulidad. Es una situación similar a la de NOÉ que nos grita que CRISTO VIENE YA.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea