El gángster que ninguna cárcel lograba detener.

TEDDY GREEN, fue uno de los más terribles bandidos de los Estados Unidos. Era ladrón de carros y asaltante de bancos. Fugado ya siete veces de las cárceles. Al fin fue llevado a la temible cárcel de San Quintín, en una roca rodeada de olas marinas infestadas de tiburones , y además encerrado en un calabozo e incomunicado.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea