Esta es tu última oportunidad.

Son muchas las personas que dejan para el último momento el tomar decisiones de urgencia. Está el caso de la persona que, sintiéndose enferma, pospone la visita al médico día tras día, hasta que el mal se ha hecho incurable. Y qué decir de las personas que, día tras día, año tras año, posponen el arreglo de su relación con Dios.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea