Si me hubiera decidido antes.

Siempre que Dios habla deberíamos ser prontos en responder. Dudar de Su Palabra es tratarlo de mentiroso. La historia de Israel en el desierto fue un registro penoso de quejas, concupiscencias, idolatría, incredulidad y rebelión. Los acusó de una perpetua propensión a apartarse del Él y de ignorar voluntariamente Sus Caminos.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea