La muerte puede ocurrir hoy.

Cuando me entero de muertes violentas, me pregunto si las víctimas estaban preparadas para la muerte. Todos los días nos enteramos de sucesos de esa índole; gente que en un instante pasan de esta vida a la otra. La Biblia tiene mucho que decir acerca de la brevedad de la vida y de la necesidad de prepararse para la eternidad.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea