¡Ahora o nunca!

Tengo motivos para pensar que muchos que escuchen este tratado, aunque se me desgarra el alma al pensar en ello; están en peligro de caer bajo la infinita ira divina en cualquier momento del día y sufrir el castigo por la eternidad.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea