¡Usted ha ganado!

Esto es lo que leemos en numerosos mensajes publicitarios. Nuestro nombre, escrito con grandes letras, confirma que hemos sido seleccionados para participar en un sorteo de premios millonarios, automóviles, viajes, etc. ¡Y todo esto gratis! Esas promesas falaces, a veces mentirosas, estimulan el deseo de tener más comodidades y diversiones gracias a «un poco de suerte». Satanás, a quien la Biblia llama “el príncipe de este mundo”, hace todo para desviar a los hombres de las preguntas fundamenta
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea