Un cordero por casa.

La Biblia dice en Éxodo 12,3 que tomemos "un cordero por casa". ¿Quién es ese Cordero? Cuando Juan el Bautista dijo: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo, ¿de quién estaba hablando? De Jesús. Jesús es el Cordero de quien nos tenemos que aferrar para nuestras casas. Usted puede tomar el Cordero de Dios para toda su casa .
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea