Extraña publicidad

«Probablemente Dios no existe. Deje de preocuparse y disfrute la vida». Este anuncio que apareció durante algún tiempo en buses de Inglaterra y España refleja una mentalidad cada vez más corriente hoy en día. Comer bien, beber bien, hacer fiesta y distraerse es el deseo de muchos de nuestros contemporáneos. ¿Esto durará siempre? Esta sed de placeres de todo tipo, pasajeros y egoístas, ¿es realmente la vida? ¿No es más bien la prueba de que lo que tenemos delante es la muerte? “Comamos y bebamos
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea