La pregunta de Teresa

Teresa acababa de conocer el Evangelio. Deseaba aprender muchas cosas, pero había una pregunta que la perturbaba: ¿Cómo pudo Cristo expiar mis pecados en la cruz cuando yo todavía no los había comedido? Supongamos que el patio de una escuela ubicada en la montaña esté situado al borde de un precipicio. Como los niños perderían el balón porque se les saldría por encima de la reja, el maestro les prohíbe jugar en ese lado del patio. Además exige que el niño que pierda un balón compre uno nuevo. P
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea