Promesas de Dios

Volvamos a leer bien el versículo de hoy. Jesús nos dice que el que cree en él tiene vida eterna y ha pasado de la muerte a la vida. Estas tres palabras, “tiene” y “ha pasado,” no dejan lugar a ninguna duda. No hallamos un «si» o un «quizá» que pueda insinuar la mínima duda. Por lo tanto, cuando recibimos sencillamente las palabras del Señor, podemos regocijarnos de ser salvos, ¡salvos por la eternidad! Así, el que cree tiene (ahora mismo) la vida eterna. Ha pasado (es un hecho cumplido) de la
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea