Tierra firme

«No me gusta tomar el avión, me decía un amigo, prefiero quedarme en tierra firme». ¿Nuestra tierra es tan firme como parece? Muchos fenómenos naturales pueden poner en tela de juicio esta afirmación (maremotos, erupción volcánica, terremotos, etc.). Además, la Biblia nos dice que la tierra está destinada a ser destruida. “Los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos” (2 Pedro
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea