El misterio del sufrimiento

Un día u otro nos sucede una desgracia; el sufrimiento es desgarrador… Todo se derrumba y surge la pregunta: ¿por qué?, y sobre todo, ¿por qué yo? ¿Qué pude haber hecho mal?… Surge el desánimo, a veces la rebelión mediante la cual acusamos a Dios: «Si Dios existe, esto no debería…». Nos compadecemos respecto a la persona que sufre. Sentimos que se trata de un misterio, el misterio de la vida, el misterio de cada persona. Incluso si tenemos una queja contra el que sufre, rápidamente la dejamos d
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea