Diálogo de los últimos momentos

Repentinamente uno de los malhechores crucificado al lado de Jesús se dio cuenta de que cuando dejase de estar en manos de la justicia humana, caería en manos de la justicia divina. En pocas horas cruzaría la frontera que temen todos los hombres. Poco antes, al igual que su compañero, blasfemaba, pero ahora se hacía preguntas.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea