Creer

Jesús había anunciado a sus discípulos que iba a ser crucificado en Jerusalén y que tres días después resucitaría de entre los muertos (Lucas 24:7), recordando que los profetas lo habían predicho. Pero los discípulos no lo habían creído realmente, y después de su crucifixión, no pensaban que Jesús iba a resucitar.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea