Dios prohíbe visitar curanderos o brujos.

El visitar curanderos, brujos, caciques, adivinos, espiritistas, es participar de una actividad prohibida por Dios. Es permitirle al diablo que dirija nuestras vidas. Cuando las personas visitan curanderos, esto lo único que trae son desgracias y una vida llena de problemas a las familias.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea