Inseguridad a la hora de la Muerte.

Todos sabemos que vamos a morir, pero nadie sabe cuando será su muerte. Nada hay más seguro que la muerte; y nada hay más inseguro que la hora de la muerte. Ya han sido determinados el día, la hora, el año y el minuto en el que tendrás que dejar este mundo y partir para la eternidad. Pero nosotros lo ignoramos.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea