No lleven cosas malditas a sus casas.

Hay gente que es atormentada por cosas extrañas, a las cuales no les encuentra explicación. Muchos nunca se darán cuenta que parte de esas cosas pueden tener relación con objetos pactados o consagrados a demonios que están en sus casas. Las esculturas de sus dioses quemarás en el fuego; no codiciarás plata ni oro de ellas para tomarlo para ti, para que no tropieces en ello, pues es abominación a Jehová tu Dios; (26) y no traerás cosa abominable a tu casa, para que no seas anatema; del todo la ab