Cortando raíz de amargura

Que a nadie le falte la gracia de Dios...