NO TUVE TIEMPO ¡PERDÓN, SEÑOR MÍO!.

"El tiempo es oro", es un antiguo refrán que nos ha enseñado el valor del tiempo. Mientras nuestras vidas se mantienen tan ocupadas, el Autor del tiempo es relegado a un segundo plano y nuestra vida espiritual se marchita.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea