Sanidad Interior: «¡Señor, tengo sed!«.

¿Quién no conoce los casos tan dolorosos de mujeres abandonadas por no ser tan jóvenes y bonitas como antes? Una mujer decía : "MI DELITO FUE HABER SEGUIDO CUMPLIENDO AÑOS". Otras por ser estériles, han sido condenadas a sufrir una doble soledad.
Bajar el audio si no puede escucharlo en línea