Tratados bíblicos en Audio

Versiones de nuestros texto en formato audible

Sanidad Interior: «Abuso sexual en la infancia«.

Las estadísticas revelan que una de cada cuatro niñas y uno de cada siete varones serán abusados sexualmente antes de que cumplan los doce años. En más del 90% de los abusos, el abusador será masculino y en más del 80 % será una persona conocida por el niño.

Ver contenido

Sanidad Interior: «Víctimas del maltrato«.

Siempre los más inocentes resultan ser las víctimas. Cuántos niños están hoy sufriendo lo que no podríamos expresar con palabras. Pero también, cuántos jóvenes, adultos y ancianos, guardan en su corazón los recuerdos dolorosos de maltrato provocados en su infancia.

Ver contenido

Sanidad Interior: «Rechazo y abandono en la niñez«.

Entre las heridas interiores, el rechazo es una de las peores heridas, de las más comunes y de las más descuidadas. El rechazo resulta de la negación de amor. Cuando uno es amado, recibe aprobación y aceptación.

Ver contenido

Sola y sin amor.

Si no te sientes amada, no huyas de tu dolor ni trates de obtener amor por medios equivocados. Más bien dedícate a conocer a Dios y a amarlo. Permítele satisfacer tus necesidades más profundas.

Ver contenido

El problema del enojo.

Son muchas las heridas físicas, emocionales y espirituales que confirman dolorosamente la verdad de esta Escritura Bíblica. El enojo mata a las personas, convierte a los hijos en rebeldes, desintegra a las familias y divide a las iglesias.

Ver contenido

Balas son siempre balas.

Hay otras balas que también son siempre balas. Me refiero a las palabras hirientes, que no sólo causan heridas sino que incluso pueden matar. Cuando la intención es dañar, aun con palabras como "querida" o "amor", pero con tono sarcástico y de rabia, se puede matar.

Ver contenido

La confesión de un padre.

La SIGUIENTE CONFESIÓN, es la de un padre a su hijo. Lo único lamentable es que lo hace cuando está durmiendo. Lo idóneo era hacerlo despierto y cara a cara.

Ver contenido

Ni uña ni pezuña.

Notamos que el Faraón quería la separación de la familia israelita tanto en lo social como en lo espiritual. Quería separar a los hijos de los padres. Si el diablo toma nuestros niños esteriliza la iglesia del mañana. Satanás no quiere que los niños acompañen a sus padres a las cosas de Dios. No quiere que el altar familiar se practique en los hogares.

Ver contenido

Félix, el hombre que rechazó la salvación por una mujer.

Pablo disertó ante el libertino gobernador Félix y su adúltera mujer Drusila acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero. Necesitaban ser advertidos acerca del juicio venidero, porque si sus pecados no eran perdonados por medio de la sangre de Cristo, perecerían en el Lago de Fuego.

Ver contenido

El cónyuge abusivo.

Las personas abusivas se encuentran en todos los niveles socioeconómicos y en todos los grupos culturales, raciales y de edades. La persona abusiva tiene sólo un modo de descargar su ira : mediante sus malos tratos.

Ver contenido

A mis hijos yo los educaré.

Los padres debemos mirar a nuestros hijos como a hijos de Dios y respetarlos como a personas humanas. La Biblia dice muy claro: "Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él" (Proverbios 22,6).

Ver contenido

Cuando la violencia entra al hogar

La paliza verbal comenzó en el matrimonio de Guillermo y Rosa, poco después de la luna de miel. Él le echaba en cara cada error que ella cometía. Ella no sabía preparar "sus comidas". No mantenía "su casa limpia”.

Ver contenido