Tratados bíblicos en Audio

Versiones de nuestros texto en formato audible

Del amor al temor.

La esposa no olvida a aquel novio que era un amante genuino, serio, formal y muy cortés. Las palabras dulces y románticas todavía resuenan en sus oídos. ¡Pero que engaño más grande! Hoy ya no hay amor, lo que hoy hay es miedo o en muchos casos, terror

Ver contenido

Cuando las palabras hieren.

El lenguaje que usamos para comunicarnos unos con otros es como un cuchillo. En manos de un cirujano experto, un cuchillo puede hacer bien. Pero en manos de una persona descuidada o ignorante, puede causar un gran daño. Lo mismo sucede con las palabras

Ver contenido

Dando culebras a los hijos.

A menudo no tomamos en serio el poder que tiene la lengua para agredir y su capacidad para destruir. Unas cuantas palabras dichas sin consideración pueden matar el espíritu de cualquier ser humano, más profundamente si se trata de niños.

Ver contenido

Los celos y resentimientos pueden destruir una familia.

Una mujer joven amenazaba con arruinar su matrimonio. A ella le resultaba casi imposible responder con amor a su esposo. En lugar de eso, sentía resentimiento y temor al toque de él. La verdad era que ella amaba a su esposo, y no podía comprender su propia conducta. No importaba lo mucho que se empeñara, pero no podía cambiar.

Ver contenido

El mandato de ganar almas para Cristo.

Nuestro desafío hoy es que el enemigo está arrebatando almas. Las calles están llenas de personas sin rumbo, desorientadas en la vida, buscando el camino que nosotros ya hemos encontrado. ¿No cree que es tiempo que ellas también conozcan la verdad ? .

Ver contenido

Aún hay oportunidad.

Hoy se predica por todas partes. Por radio, televisión, vía satélite, por literatura, grabaciones y cruzadas. Se le advierte del juicio de la humanidad, pero cada día se hunden más en el pecado y la incredulidad. Es una situación similar a la de NOÉ que nos grita que CRISTO VIENE YA.

Ver contenido

El gángster que ninguna cárcel lograba detener.

TEDDY GREEN, fue uno de los más terribles bandidos de los Estados Unidos. Era ladrón de carros y asaltante de bancos. Fugado ya siete veces de las cárceles. Al fin fue llevado a la temible cárcel de San Quintín, en una roca rodeada de olas marinas infestadas de tiburones , y además encerrado en un calabozo e incomunicado.

Ver contenido

John Newton, traficante de esclavos.

John Newton, Fue un cruel traficante de esclavos que llegó a convencerse a sí mismo de que era un ateo y, sin la luz de Dios en su conciencia, todo era permisible.

Ver contenido

Puede ser en cualquier momento.

Medía kilómetro y medio de diámetro y pesaba millones de toneladas. Era un visitante de las profundidades del espacio. Nos iba a visitar el jueves 24 de agosto de 1989, pero pasó de largo. De habernos visitado hubiera muerto media humanidad.

Ver contenido

La conversión de Nicky Cruz.

Una pistola que no funcionó y la consoladora frase "Cristo te ama"; estos fueron los puntos claves para que el jefe de una temible pandilla neoyorquina encontrara nueva vida.

Ver contenido

La conversión de José Arias.

El siguiente testimonio es el de una persona que le compartieron las Buenas Noticias de salvación; y tuvo un encuentro feliz con Jesucristo. Algo sucedió, que lo hizo dejar de ser como era y ahora es un hombre nuevo, con una canción de gozo en sus labios y con una meta definida en su corazón.

Ver contenido

¡Señor, ya no puedo más!

Guillermo Rodríguez nació en un hogar cristiano. Durante su niñez fue travieso, egoísta y rebelde. Deseba ser bueno, pero no podía. A pesar de que leía la Biblia, asistía al templo y escuchaba mensajes de salvación, nunca tomó la decisión de aceptar a Cristo como su Señor y Salvador.

Ver contenido